Multímetro analógico vs digital

La tecnología es parte de nuestro trabajo diario. Lo usamos en formas simples y más complejas para que nuestro trabajo sea más eficiente. Pero el rápido cambio en la tecnología a menudo nos deja preguntándonos si la nueva tecnología supera las formas más antiguas. En nuestro caso, podemos preguntarnos si los multímetros digitales son mejores que los analógicos. Multímetro analógico vs digital? ¿Cuál es la mejor opción para ti?

Pero incluso antes de responder esa pregunta clave, es posible que queramos entender qué son los multímetros.

Un multímetro, también conocido como multitester o volt-ohm-meter (VOM) es una herramienta utilizada para registrar corriente eléctrica o amperaje, voltaje y resistencia. Los multímetros más complejos también pueden medir corriente alterna (CA), corriente continua (CC), capacidad (Faradios), Frecuencia (Hz) y conductancia (Siemens), entre otros.

Los multímetros son útiles en varios campos donde los electricistas realizan tareas que van desde simples pruebas de voltaje de la batería, hasta detectar fallas en aparatos eléctricos complejos y solucionar problemas de motores de motores y sistemas de cableado complejos.

Los multímetros se pueden encontrar en versiones analógicas y digitales. Cada uno de estos tiene puntos fuertes y desventajas que se pueden usar para decidir si es mejor adquirir multímetros analógicos versus digitales.

Multímetros Analógicos

Un multímetro analógico usa un microamperímetro para medir el amperaje. Al diferenciar los multímetros analógicos de las versiones digitales, la característica principal de diferenciación es que el VOM analógico muestra un puntero de aguja para indicar el valor de corriente, resistencia o voltaje, mientras que una versión digital simplemente muestra un número en la pantalla del multitester. La aguja en un multímetro analógico se mueve en una escala graduada para mostrar el amperaje.

Los multímetros analógicos tienen varias fortalezas:

  • Son menos costosos en comparación con sus homólogos digitales.
  • Debido a que los valores se muestran en una escala graduada, los multímetros analógicos son los mejores para detectar cambios lentos de voltaje al observar el movimiento gradual del puntero.
  • Cuando se configuran como amperímetros para medir corriente eléctrica en amperios, los multímetros analógicos son una opción preferida debido a su alta sensibilidad y baja resistencia, que indican escalas tan bajas como 50 microamperios (50 µA).
  • A diferencia de sus homólogos digitales, los multímetros analógicos no requieren una fuente de alimentación para funcionar y, por lo tanto, pueden utilizarse en cualquier lugar siempre que estén conectados al objeto cuya potencia se está midiendo.
  • Desde un enfoque industrial, los multímetros analógicos son más fáciles de construir que los diseños digitales y, por lo tanto, rentables para el productor.

A pesar de estas ventajas, los multímetros analógicos también tienen algunas desventajas:

  • Debido a que muestran valores de amperaje en una escala, puede ser más difícil leer el valor con exactitud, lo que puede comprometer la eficiencia en el trabajo para el que se utiliza la herramienta.
  • Los multímetros analógicos carecen de durabilidad porque una caída podría hacer que el puntero se afloje y, por lo tanto, tenga una lectura defectuosa o sea completamente disfuncional.
  • Dado que el puntero es una parte móvil de la herramienta, esto implica una mayor exposición al desgaste y, por lo tanto, una mayor posibilidad de inexactitud.
  • Debido a que los multímetros analógicos no tienen ningún circuito digital, no pueden realizar las medidas complejas realizadas por una herramienta digital, incluida la frecuencia, la forma de onda y la impedancia, entre otras.
  • Los probadores múltiples analógicos son de mayor tamaño y, por lo tanto, más engorrosos en comparación con los diseños digitales más pequeños.

Multímetros Digitales

En un mundo descrito como digital, los multímetros están fácilmente disponibles en versiones digitales. Además, se pueden adquirir en diseños simples y más complejos. En contraste con el brazo que apunta a los valores de amperaje en un multímetro analógico, los multímetros digitales registran una lectura numérica en una pantalla LCD.

Debido a que son una tecnología más nueva, las ventajas de los multímetros digitales pueden superar a las de la versión analógica. Incluyen lo siguiente:

  • Los multímetros digitales superan a sus homólogos analógicos en lo que respecta a la precisión en la presentación de valores exactos de tensión y corriente eléctrica. El valor indicado por un multímetro digital es muy preciso.
  • Debido a que el amperaje se registra en valores, cualquiera que use la herramienta puede leer fácilmente el dígito sin tener que esforzarse por distinguir los valores de los minutos a los que puede tender el puntero de un multímetro analógico.
  • Los multímetros digitales se suelen fabricar con una resistencia adicional a los golpes en caso de caídas, y con resistencia al polvo y al agua. Esto los hace más duraderos cuando se evalúan junto con sus contrapartes analógicas.
  • En comparación con las versiones analógicas, los multímetros digitales pueden medir más valores, incluidos corriente, voltaje, continuidad, frecuencia, resistencia, temperatura y capacitancia, entre otros valores.
  • Superan a sus competidores analógicos porque son más pequeños y fáciles de transportar.
  • Algunos diseños de multímetros digitales pueden venir con microprocesadores, lo que les permite almacenar lecturas anteriores para referencia y procesamiento posteriores.

Al igual que sus competidores analógicos, los multímetros digitales también tienen una serie de desventajas:

  • Al comprar multímetros digitales, profundiza más en el bolsillo que si estuviera comprando una versión analógica.
  • La pantalla LCD se basa en una batería o una fuente de energía eléctrica, lo que significa que la energía de la batería baja puede hacer que el valor se atenúe y sea difícil de descifrar.
  • A diferencia de los multímetros analógicos, donde la sensibilidad a las fluctuaciones de valor hace que el puntero se mueva hacia la nueva lectura, los multímetros digitales pueden leer fácilmente estos cambios como un error, lo que requiere que el usuario comience el proceso de medición de nuevo.
  • El convertidor en algunos multímetros digitales tiene un límite de letras / dígitos que pueden hacer que registre un error de sintaxis en lugar del valor que se mide.

Multímetro analógico vs digital: haciendo su elección

Al igual que con otros dispositivos, al comprar un multímetro, la decisión de compra puede determinarse de preferencia. Pero, ¿qué informa exactamente su preferencia por un multímetro analógico frente a uno digital? Se pueden enumerar cualidades como la durabilidad, la precisión del valor, la facilidad de uso, la portabilidad y el precio como factores determinantes. Los multímetros digitales pueden fallar en la prueba de precio, pero pasan la prueba para todas las demás características mejor que la opción analógica. Si esto no fuera motivo suficiente para apostar por un multímetro digital, hay que tener en cuenta que el diseño digital de multímetros se está volviendo cada vez más popular porque el mercado se está adaptando a las exigencias tecnológicas de nuestro tiempo. Además, debido a que son cada vez más comunes, los precios de los multímetros digitales se están reduciendo simultáneamente.